¿Qué es una construcción modular?

Que la construcción modular es un gran paso adelante en el entorno de la edificación, es ya una realidad pero, ¿qué es una construcción modular? ¿en qué consiste? ¿cómo son sus principios básicos? y por último ¿por qué es tan beneficiosa e interesante? Estas son las preguntas básicas que todos podemos hacernos cuando tenemos delante la opción de elegir entre una construcción convencional o una modular, estas y otras más que iremos aclarando y desvelando en próximos post y contenidos pero, empecemos por el principio.

¿En qué consiste la construcción modular?

¿Qué es una construcción modular?

La construcción o edificación modular es un sistema constructivo que permite ante todo flexibilidad y personalización de la edificación a proyectar ya que consiste en un sistema de creación y ensamble de módulos estandarizados habitables que permiten crear espacios únicos de diseño. De esta manera, una construcción modular es una solución a la situación actual de edificación masiva, a costes elevados y tiempos muy dilatados en el tiempo que impiden que se puedan personalizar hogares y espacios de trabajo o realizar viviendas más accesibles en menos tiempo.

Gracias a la construcción modular este problema se solventa con diseños y proyecciones más viables, sostenibles, eficientes y que cumplen con las necesidades de los próximos inquilinos.

La vivienda o construcción modular (porque se puede levantar cualquier tipo de edificación bajo estos principios) son “módulos” habitables de acero autónomos y autoportantes recubiertos de materiales de primera calidad que cumplen con todos los requisitos estéticos y de necesidades técnicas (madera, piedra, granito). A partir de este principio, todo es posible y accesible dentro del espectro de la construcción modular.

¿Por qué un construcción modular y no una convencional?

Ante todo porque en una construcción convencional siempre tendrás que adecuarte o a lo que ya hay construido (en caso de ser una vivienda ya realizada o diseñada par un espacio en concreto) pero sobre todo, la construcción convencional obliga a una adaptación al presupuesto suprema ya que sus costes son realmente elevados en comparación y relación con lo que se puede solicitar.

Una construcción modular, ya sea una vivienda o un edificio funcional (para albergar oficinas, escuela, hospital o cualquier otro uso), se puede personalizar al gusto o requerimientos específicos del cliente o arquitecto. La construcción además, gracias a configurarse con módulos ensamblados, tiene siempre la oportunidad de crecer en el momento que sea necesario pudiendo optar a mejoras y avances. Pero además, uno de los aspectos más importantes de la edificación modular es que los tiempos son mucho más cortos que en un construcción convencional y por supuesto, los costes no tienen nada que ver, suponiendo un real ahorro en cualquier desarrollo.

Beneficios de la construcción modular

La calidad de los materiales

Una vivienda o construcción modular sea cual sea su naturaleza cuenta con materiales de primera calidad sin que ello vaya en detrimento ni de costes ni de tiempos, al contrario. Son edificaciones que cumplen, siempre, el Código Técnico de Edificación (CTE) por lo que no existen dudas del cumplimiento de estándares de calidad. Igualmente, deben ser desarrolladas bajo un proyecto ejecutado y firmado por un arquitecto o ingeniero (en el caso de las construcciones industriales) por lo que todo guarda el protocolo más riguroso.

Nada cae en la improvisación cuando nos referimos a una construcción de estas características y todo, está controlado hasta el último detalle. Además, gracias a que cada módulo se implementa en fábrica, todo el proceso está expresamente monitorizado e industrializado lo que permite un mayor control del mismo, sometiendo cada fase a exhaustivos controles de calidad.

El proceso

El proceso es siempre… Sencillo porque es siempre lo que prima en una construcción modular: hacer todo sencillo para que triunfe la efectividad del producto final. Tras la realización del diseño personalizado para cada necesidad (vivienda o edificación profesional) que o bien implementa nuestro equipo de arquitectos y profesionales o puede venir dado por un experto externo, se implementan los módulos con las características extras acordadas (zona exterior, aire acondicionado, ventanas, accesos, etc) en las fábricas de Neoblock situadas en Madrid. De aquí, una vez finalizado el proceso en nuestras factorías, se trasladan “las piezas” al que será su lugar definitivo de implementación para su correcta instalación, una instalación segura y que siempre estará libre de riesgos (una construcción modular jamás se levantará del suelo). En cuestión de semanas, la edificación elegida estará realizada, montada y lista para su disfrute.

Una construcción modular, sea cual sea su carácter, puede solucionar todas las necesidades iniciales y posteriores de cualquier cliente. Ahorro de costes, menor tiempo de ejecución, calidades supremas y personalización al detalle son los cuatro principios básicos que definen qué es una edificación modular y qué beneficios aporta.

2017-07-24T14:14:48+00:00 julio 19th, 2016|construcción modular|0 Comentarios