Ampliación de edificios colectivos mediante construcción modular: máxima rentabilidad con el mínimo impacto

Uno de los retos actuales para la arquitectura es la rehabilitación, modificación o ampliación de edificios existentes. Aunque la obra nueva comienza a repuntar en la actualidad, la rehabilitación se ha convertido en una parte importante en los trabajos de arquitectura y construcción. El mercado demanda cada vez en mayor medida, un método de construcción más sostenible, que reutilice o amplíe antiguas edificaciones adaptándolas según su uso.

Hace unos años, cuando una empresa o la misma Administración, se encontraban con necesidades de ampliación de espacio, la solución era la búsqueda de una nueva ubicación. El traslado de material, mobiliario y personal a otras instalaciones mayores suponía un gran esfuerzo, tanto humano como económico.

En los últimos años se han ido desarrollando nuevas soluciones para cubrir las necesidades de espacio de empresas y Administraciones sin el trastorno que supone un traslado físico de sus oficinas. Ha tomado fuerza la modificación o ampliación de las edificaciones en las que ya se encuentran, adaptándolas a las nuevas necesidades del desarrollo de la actividad empresarial. Entre las soluciones existentes a estas ampliaciones, la construcción modular se presenta como la mejor opción para gran parte de los casos, ya que aporta un gran número de ventajas. Además, la edificación tradicional cuenta con el inconveniente de las molestias derivadas del propio proceso constructivo: contaminación acústica, generación de gran cantidad de residuos e imposibilidad de continuar con las labores habituales de la empresa durante el largo proceso de construcción. Así pues, la construcción industrializada minimiza considerablemente esta problemática.

 

Ampliación edificio de oficinas SAS España

Ampliación edificio de oficinas SAS España

Impacto en la inversión: producción continua y rápido retorno.

Junto con la necesidad de ampliación de espacio de una empresa, se encuentra la de mantener el normal funcionamiento de las instalaciones durante la ampliación de las mismas. La imposibilidad de seguir trabajando durante el proceso constructivo de un espacio de trabajo, hará que, inevitablemente, la producción se vea afectada.

La industrialización se presenta como la una gran aliada para evitar la pérdida de rentabilidad durante la ampliación de las instalaciones de una empresa. Gracias a los procesos constructivos industrializados, se ha conseguido una enorme estandarización y control de la edificación, que se ejecuta dentro de una fábrica. En paralelo a este hito, la parte de obra civil y cimentación, se lleva a cabo en la ubicación final del edificio. La planificación de obra es mucho más exhaustiva y se lleva a cabo de manera programada lo que conlleva un margen de error mínimo, y por lo tanto, un resultado final acorde con lo planteado en el proyecto inicial.

Comparando la construcción modular y la construcción tradicional, merece una reseña especial el plazo de ejecución: en la construcción industrializada nos encontramos con plazos de ejecución cerrados desde la fase de proyecto, por lo que no existen tiempos para la improvisación, ni sorpresas finales como partidas económicas extras.

La ampliación del edificio estará preparada para instalar mucho antes de lo que lleva construirla de forma tradicional. De esta forma, también los gastos financieros existentes derivados de la operación bajan notablemente. Todo ello, por tanto, repercute directamente en el retorno de la inversión que, en este caso, será mucho más rápido.

Suscripción newsletter

 

Impacto en el entorno: sostenibilidad y máxima calidad

Otra de las ventajas de la construcción industrializada es el bajo nivel de contaminación acústica. Esta problemática se reduce notablemente debido a que la construcción llega parcial o totalmente finalizada de fábrica, y por tanto, el tiempo de permanencia en el lugar de ubicación será muy breve.

Interior oficias SAS España

En cuanto al impacto medioambiental, este tipo de construcción es considerada “obra limpia”, debido a que se generan muchos menos residuos que en una obra tradicional gracias a la construcción en un entorno industrial controlado. Este hecho, junto con el uso de materiales de última generación y más sostenibles, hacen que la calidad de las edificaciones modulares sea mucho mayor que en otros casos.

 

Impacto personal: de la idea a la realidad con mayor tranquilidad.

No olvidemos que las empresas las forman, ante todo y sobre todo, personas. Todos sabemos que un proceso constructivo no es un camino fácil habitualmente. Al comenzar un proyecto nuevo, de ampliación o rehabilitación, se generan gran cantidad de incertidumbres que afectan innegablemente tanto al responsable del mismo en la empresa como a los propios trabajadores.

Por eso desde la primera idea del proyecto, un equipo de profesionales con gran experiencia en el sector, centra sus objetivos en adaptarlo a las necesidades reales de los trabajadores y de la actividad empresarial. La capacidad del sistema modular para aportar la máxima flexibilidad a los espacios, abre un abanico inmenso de posibilidades para cambios y/o mejoras de la idea inicial.

En cuanto a la planificación de una obra industrializada es mucho más exhaustiva y se lleva a cabo de manera programada. Esto le permite al responsable técnico de la empresa (arquitecto, técnico, jefe de compras u organización…) tener un control absoluto del proceso en todo momento. Puede visitar la fase de fabricación del edificio cuando desee, evitando por un lado las inclemencias del tiempo y por otro, la pérdida de tiempo que supone controlar todos los trabajos en una obra convencional. Además, los operarios son especialistas cualificados que realizan todas las tareas de forma óptima, eficiente y eficaz bajo unas estrictas medidas de seguridad laboral. Por todo ello, los márgenes de error se minimizan y, por lo tanto, la entrega del edificio modular se realiza según lo previsto en la etapa inicial.

Trabajos de soldadura en Neoblock

En Neoblock ofrecemos a nuestros clientes la mayor tranquilidad en un proceso que no resulta fácil, apostando siempre por la flexibilidad y adaptación a las necesidades de los trabajadores de la compañía y por la calidad de nuestros resultados. Prueba de ello es que todo tipo de empresas, algunas muy reconocidas como AENA, Audi o La Sexta Televisión, nos confían sus proyectos de ampliación.

 

2017-10-27T16:04:13+00:00 agosto 9th, 2017|construcción modular, Módulos técnicos|0 Comentarios