Construir rápido: ¿es posible reducir los tiempos en obra nueva?

Cuando nos enfrentamos a un nuevo proyecto de construcción de obra nueva, una de las exigencias principales es el cumplimiento de los plazos. Con los sistemas constructivos tradicionales son muy frecuentes los retrasos y desviaciones de presupuesto. Esto se debe a que los procesos realizados in situ son más complejos de planificar de una forma metódica y hay mayores posibilidades de que se produzcan imprevistos.

Los nuevos sistemas de construcción permiten que la planificación sea mucho más precisa y evitar así una gran variedad de incidencias durante la obra. De esta manera, se reducen notablemente los tiempos de ejecución y por lo tanto, se obtiene una mayor rentabilidad del proyecto.

Suscripción newsletter

 

¿Es posible reducir los tiempos en proyectos de construcción de obra nueva?

En los últimos años ha cambiado de forma más que visible la manera de entender el sector de la construcción. Los proyectos de obra nueva, cada vez más exigentes según la normativa y las expectativas del usuario final, exigen plazos cada vez más cortos sin que la calidad final se vea afectada lo más mínimo. El dinamismo actual hace que el sector se reconvierta y evolucionen todos sus procesos hacia una inminente industrialización, apareciendo así necesidades específicas cuyas soluciones solo son posibles si se realizan en un breve espacio de tiempo y con presupuestos muy controlados.

Y es por eso, por lo que la construcción industrializada ha provocado toda una revolución por la cual están apostando muchas empresas de diversos sectores, debido fundamentalmente a su rapidez y rentabilidad con respecto a otros sistemas.

Con sistemas de construcción modular o industrializada conseguimos reducir los tiempos de ejecución del orden de un 50% y, sobretodo, cumplir siempre con los plazos y los presupuestos iniciales. Tradicionalmente el sector de la construcción está marcado por la falta de cumplimiento en estos dos aspectos, pero es ahora cuando los nuevos sistemas de construcción están dando un vuelco a esta situación, mejorando notablemente el funcionamiento y prestigio de la profesión.

Ya existen numerosos ejemplos de obras de construcción ejecutadas en tiempo récord gracias a la construcción modular, desde edificios de 30 plantas en 15 días hasta un rascacielos de 57 pisos en 19 días.

Construcción obra nueva - Trabajos fábrica construcción modular

 

¿Se obtiene un resultado de calidad en un edificio construido a tanta velocidad?

Es una de las principales cuestiones que muchos se plantean cuando oyen hablar de construcción modular. Durante muchos años se ha relacionado la construcción prefabricada con la baja calidad final de los proyectos, pero este falso mito se desmonta en la actualidad gracias a los casos de éxito de las construcciones modulares y a la confianza de grandes marcas que apuestan por el sistema y a las que lo llevan haciendo desde hace décadas.

En fábrica, todas las unidades modulares que van a componer el edificio final, pasan por un estricto control de calidad realizado en condiciones favorables de trabajo para todos los profesionales que intervienen en el proyecto. Así es como se consiguen alcanzar unos altos estándares de seguridad y eficiencia.

Cuando los módulos llegan al terreno, previamente preparado para ejecutar la obra, está todo planificado para que su montaje resulte todo un éxito. De esta manera, asistimos a un proceso más parecido a una cadena de fabricación que a una obra de construcción, con todas las ventajas que ello supone.

Descargable - 5 Claves para cumplir con las expectativas de un proyecto

2018-02-14T08:25:42+00:00 noviembre 13th, 2017|Construcción modular|0 Comentarios
error: Este contenido esta protegido