Escuela infantil modular en el Hospital Rey Juan Carlos de Móstoles

La fabricación de soluciones industrializadas está suponiendo una revolución en la forma de entender el sector de la construcción.

El uso de la edificación modular permite la sustitución de procesos largos y costosos por otros más precisos, acordes con el presupuesto y fieles al proyecto inicial.

Escuela infantil modular en el Hospital Rey Juan Carlos de Móstoles

Suscripción newsletter

 

¿Una escuela infantil modular?

Como fabricantes de construcción industrializada, cuando nos surgió la oportunidad de construir la escuela infantil del Hospital Rey Juan Carlos de Móstoles con sistemas modulares, supimos que la evolución del sector de la construcción ya había llegado y que los nuevos formatos no tenían fronteras entre sectores de aplicación: ya se trate de una torre de control aérea o de una edificación colectiva.

Para llevar a cabo este proyecto trabajamos junto con Enero Arquitectos y ambos equipos nos volcamos para obtener un resultado único y singular de caso de éxito en construcción modular.

Aunque en España la construcción industrializada ha estado lejos de sectores como la educación, en la mayoría de los países del entorno europeo son más que comunes las soluciones prefabricadas para centros de formación. Esto se debe a las numerosas ventajas que la construcción modular aporta a las empresas, en concreto para el caso de los centros formativos como los colegios, a la rapidez. En lugares en los que se dispara el número de alumnos por aula o, por el contrario, el índice de escolarización es reducido, los sistemas industrializados de construcción se presentan como una solución flexible para cubrir las necesidades de ampliación de edificios colectivos y para la construcción de colegios, escuelas infantiles, universidades y centros formativos de pequeña envergadura.

Escuela infantil modular en el Hospital Rey Juan Carlos de Móstoles

 

El proceso de construcción modular

El proyecto de la escuela infantil del Hospital Rey Juan Carlos de Móstoles se distribuye en un espacio modular de 300 m2 destinado como guardería para más de 60 niños de entre 0 y 3 años.

La escuela se conforma por unidades hexagonales que se dividen en dos módulos trapezoidales con cubierta a dos aguas. El edificio modular está compuesto por una fachada de doble piel, por un lado una capa de panel sándwich de aluminio lacado y por el otro un panel estirado de acero lacado. Los materiales empleados para los acabados han sido cuidadosamente seleccionados para satisfacer las necesidades de sus pequeños, pero no por ello menos importantes, usuarios.

El proyecto industrializado ha conseguido realizarse en un tiempo récord de 4 meses, ya que los módulos llegaban a obra prácticamente finalizados para ser ensamblados y conformar la escuela infantil. Esto ha supuesto un importante ahorro energético debido a su construcción controlada en fábrica.

Interesado en soluciones modulares para tu empresa

2018-02-14T08:28:22+00:00 octubre 31st, 2017|Construcción modular, Edificación colectiva|0 Comentarios
error: Este contenido esta protegido