¿Qué es una vivienda modular y qué necesitas saber antes de tener una?

Ya que las construcciones modulares consiguen cada día más popularidad, es importante aclarar qué es exactamente una vivienda modular y cómo saber si es el método de construcción más conveniente para tu proyecto.

En la construcción de las viviendas modulares se industrializa el proceso constructivo. Se usa el término modular porque se construye por módulos. Cada módulo es fabricado independientemente, transportado y finalmente se realiza el ensamblado de todos los módulos en conjunto para formar la vivienda.

La mayor parte de la ejecución de la obra se lleva a cabo en una fábrica que posee las condiciones apropiadas de iluminación, humedad y temperatura constantes, así como la maquinaria necesaria para la producción de los diferentes módulos con diversos materiales.

Al no influir factores meteorológicos, como sucedería en una construcción ejecutada en exterior, y al gestionar cada proyecto de primera mano, la obra se realiza más rápido y con un mayor nivel de precisión. Igualmente, la construcción dentro de la fábrica permite que se dé una respuesta más ágil a cualquier necesidad o imprevisto que surja durante todo el proceso

La compra de una vivienda modular es un proceso que se inicia con el estudio de la parcela y las necesidades del cliente. Cuando este primer paso está resuelto, comenzamos con la etapa de diseño, donde la idea toma forma y se elabora el proyecto junto con un equipo de arquitectos e ingenieros. Tras esto, llega la etapa de fabricación y posterior transporte de los módulos a la ubicación final para llevar a cabo el montaje o ensamblado de la vivienda.

 

 

¿Pensando en un proyecto de construcción modular? A continuación, solucionaremos algunas inquietudes habituales antes de que te decantes por un proyecto industrializado.

 

¿Es necesario hacer alguna obra en el solar para una vivienda modular?

Dependiendo del tipo de proyecto, pero lo habitual cuando hablamos de viviendas modulares de calidad y que cumplen el CTE (Código Técnico de Edificación) es que sea necesario preparar la parcela justo al mismo tiempo que se realiza la fabricación de la vivienda. Así conseguimos acortar enormemente el plazo de entrega.

La obra se desarrollará precisamente para preparar los anclajes de la vivienda al terreno (cimentación) y la adecuación de todas las conexiones a los servicios de agua, luz y saneamiento.

También es necesaria la instalación de los remates de unión de los módulos y, finalmente, cualquier gestión relacionada con la urbanización de la parcela, como pueden ser cerramientos exteriores, piscina o ajardinamiento, entre otros.

 

¿De qué materiales se componen las viviendas modulares?

 Las construcciones modulares se caracterizan por permitir una mayor versatilidad en el uso de materiales. Como sucede con una construcción tradicional, pueden tener estructura de acero y hormigón o de madera.

En cuanto a los acabados interiores, será siempre el cliente quien elija entre el gran abanico de materiales que existe en el mercado. Se emplean los mismos que en construcción tradicional, generalmente, de última generación.

Si además, te preocupa el medioambiente, el sistema industrializado de construcción es uno de los más sostenibles del mercado actual. Gracias a la reducción del impacto ambiental que es mínimo, tanto en fábrica como sobre el terreno, logramos numerosos beneficios para el nuestro entorno y contribuimos a la conservación del planeta.

 

 

 

5 claves a tener en cuenta antes de decidirte por una vivienda modular

  • Es importante que el proyecto de vivienda que tienes en mente, sea trabajado conjuntamente con el arquitecto y el fabricante, para que te ayuden a integrar todos tus gustos y necesidades. La personalización es un signo distintivo de la arquitectura modular.
  • El presupuesto será estimado en función de un estudio previo del solar, de la viabilidad urbanística y del transporte. Otros factores que influyen en éste, serán propios de la vivienda como los metros cuadrados, el número de dormitorios, los baños, etc. Además, deben ser contemplados los gastos del estudio geotécnico del terreno y los de visado del proyecto.
  • Debemos aclarar que el proyecto de una vivienda modular, al igual que el de una construcción tradicional, debe ser tramitado en la administración correspondiente. Tu arquitecto o el equipo de arquitectura del fabricante puede ayudarte en estos tediosos trámites.
  • Es necesario un proyecto técnico y una licencia de obra, independientemente del material empleado para las estructuras. Entretanto se obtiene la licencia, se realiza el proyecto de ejecución y de fabricación.
  • Y por último, pero no menos importante, es primordial contactar con un fabricante que nos ofrezca las máximas garantías técnicas y legales. Que tenga experiencia demostrada mediante proyectos reales que pueda enseñar in situ para ver calidades, terminaciones, urbanización de la parcela, etc. Cuidado con ver solo fotos de catálogo, tipo infografía, de los modelos que hacen.

 

¿Una vivienda modular es la mejor solución para mi proyecto?

El análisis de la viabilidad del proyecto debe ser lo más objetivo posible, basándose en la  accesibilidad del solar y en el tipo de vivienda que se desea.

La mejor estrategia a seguir es, en primer lugar, estudiar urbanísticamente la parcela, considerar cuáles son las condiciones establecidas y con esta observación analizar cómo sería una vivienda modular en ese entorno y con esas circunstancias. Siempre será posible trabajar a fondo el desarrollo del proyecto, aunque nos lleve más tiempo, para evitar futuros inconvenientes antes, durante y después de que se inicie la fabricación y el montaje final.

Si quieres saber si tu proyecto puede ser modular, no dudes en contactar con un fabricante experto que pueda asesorarte en la materia.

Fotografía: Mariela Apollonio

 

2018-06-05T10:08:52+00:00 mayo 23rd, 2018|Sin categorizar|0 Comentarios
error: Este contenido esta protegido